- Terapia Psicológica -
Terapia Psicológica

     

     

    ¿Qué es un trauma?

     

     

    La palabra trauma deriva del griego y significa herida. El trauma es una herida que puede ser provocada por variadas situaciones. Cuando oímos hablar de traumas lo asociamos a problemas originados por grandes desastres naturales como terremotos o huracanes. También aquellos causados por el hombre, como guerras, accidentes, abusos, etc. Los especialistas los denominamos Traumas con "T" por la gran magnitud de sus causas. También existe otra categoría de traumas con "t", cuyo origen está relacionado con hechos, aparentemente, de menor importancia.

     

     

    Sin embargo, la importancia de las causas del trauma no determina la calidad del daño que éste produce. Puede ser tan dañino un "Trauma" como un "trauma", porque sus efectos dependerán de cada persona, de su historia y entorno afectivo, del momento en que se haya producido y de su reiteración a lo largo del tiempo.

     

     

    Los Incidentes Críticos o Eventos Traumáticos, son eventos que tienen el potencial de provocar sufrimiento humano significativo y sobrepasar los mecanismos/habilidades naturales de los seres humanos.

     

     

    Son eventos que salen del rango de la experiencia humana ordinaria.

     

     

    Generalmente producen fuertes reacciones emocionales, cognitivas, físicas, conductuales y espirituales en quien los vive.

     

     

    Algunos ejemplos son:  

     

     

    • Robos.

       

    • Asaltos.

       

    • Violaciones.

       

    • Secuestros.

       

    • Homicidios.

       

    • Pérdida de seres queridos.

       

    • Desastres naturales.

       

    • Violencia en todas sus manifestaciones (de género, intrafamiliar, maltrato físico, sexual y psicológico)

       

     

     

    Consecuencias del trauma

     

     

    Cuando estamos amenazados por un peligro emocional o físico nuestro sistema nervioso está preparado para reaccionar ante el peligro, de modo que la circulación de la sangre es dirigida a los órganos vitales, el corazón late más rápido, aumenta el ritmo de la respiración, los músculos se tensan, y se agudiza un estado psicológico de alerta, etc.

     

     

    Una vez que el peligro ha pasado, este sistema de alerta deja de funcionar y vuelve a la normalidad. Pero cuando una experiencia que puede implicar dolor, vergüenza, miedo, horror o pánico es abrumadora por su intensidad, puede ocurrir que el sistema nervioso no esté en condiciones de elaborar una respuesta de control. En consecuencia, el sistema de prevención y defensa se mantiene en estado de alerta permanente y, a partir de ese momento, la más pequeña situación que recuerde el hecho traumático dispara toda la batería de estímulos para reaccionar como si estuviera defendiéndose de la misma manera como lo hizo la primera vez. En esta situación, las reacciones de conducta se hacen inadecuadas y la persona puede quedar bloqueada, paralizada, indefensa. Esto da origen al recuerdo traumático.

     

     

    El trauma, no importa su origen, lastima de tal manera la salud, la seguridad y el bienestar de la persona, que ésta puede llegar a desarrollar creencias falsas y destructivas de sí misma y del mundo. Estas creencias pueden estar referidas a su persona: "soy un incapaz, soy miedoso, estoy indefenso, me van a atacar, soy malo, no me quieren"; o a otro aspecto en particular: "soy incapaz de ser buen alumno; de cumplir mis horarios; de hablar en público, no sirvo para escribir, no debo ser exitoso". Estas creencias interfieren y dificultan su conducta.

     

     

    Los Incidentes Críticos o Eventos traumáticos, pueden conducir a  trastornos mentales crónicos y afectar a los sobrevivientes el resto de sus vidas.

     

     

    En Salud Mental, la detección temprana,  el diagnóstico correcto y la intervención oportuna con el tratamiento adecuado, pueden cambiar drásticamente el  destino de una persona.

     

     

     

    Estrés Postraumático

     

     

    Es la forma en que nos afecta un incidente crítico o evento traumático. Es un mecanismo de supervivencia. Son las reacciones normales que una persona o grupo de personas tienen ante un incidente crítico o evento traumático.

     

     

    Está caracterizado por una amplia gama de signos y síntomas cognitivos, físicos, emocionales, de comportamiento y espirituales. Estos síntomas provocan un malestar significativo.

     

     

     

    Trastorno de Estrés Postraumático

     

     

    Es un Trastorno de Ansiedad caracterizado por:

     

     

    • La re-experimentación de un evento extremadamente traumático, acompañado por síntomas de aumento de la activación.

       

    • Evitación de estímulos asociados al trauma. 

       

    • Embotamiento de la reactividad general del individuo. 

       

             

     

    Este Trastorno psicológico es la versión Patológica del Estrés Postraumático. Todos somos potencialmente Vulnerables al TEPT.

     

     

    Las alteraciones provocan malestar clínico significativo o deterioro  social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo. 

     

     

    También se puede manifestar el Trauma Psicológico Complejo.

     

     

     

    Cuadro Clínico del Trastorno de Estrés Postraumático

     

    (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, 4a Ed. Texto Revisado, American Psychiatric Association)

     

     

    A. La persona ha estado expuesta a un acontecimiento traumático en el que han existido (1) y (2):

     

     

    (1)     la persona ha experimentado, presenciado o le han explicado uno (o más) acontecimientos caracterizados por muertes o amenazas para su integridad física o la de los demás

     

    (2)     la persona ha respondido con un temor, una desesperanza o un horror intensos. Nota: En los niños estas respuestas pueden expresarse en comportamientos desestructurados o agitados

     

     

     

    B. El acontecimiento traumático es reexperimentado persistentemente a través de una (o más) de las siguientes formas:

     

     

    (1)     recuerdos del acontecimiento recurrentes e intrusos que provocan malestar y en los que se incluyen imágenes, pensamientos o percepciones. Nota: En los niños pequeños esto puede expresarse en juegos repetitivos donde aparecen temas o aspectos característicos del trauma

     

    (2)     sueños de carácter recurrente sobre el acontecimiento, que producen malestar. Nota: En los niños puede haber sueños terroríficos de contenido irreconocible

     

    (3)     el individuo actúa o tiene la sensación de que el acontecimiento traumático está ocurriendo (se incluye la sensación de estar reviviendo la experiencia, ilusiones, alucinaciones y episodios disociativos de flashback, incluso los que aparecen al despertarse o al intoxicarse). Nota: Los niños pequeños pueden reescenificar el acontecimiento traumático específico

     

    (4)     malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático

     

    (5)     respuestas fisiológicas al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático

     

     

     

    C. Evitación persistente de estímulos asociados al trauma y embotamiento de la reactividad general del individuo (ausente antes del trauma), tal y como indican tres

     

    (o más) de los siguientes síntomas:

     

     

    (1)     esfuerzos para evitar pensamientos, sentimientos o conversaciones sobre el suceso traumático

     

    (2)     esfuerzos para evitar actividades, lugares o personas que motivan recuerdos del trauma incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma

     

    (3)     reducción acusada del interés o la participación en actividades significativas

     

    (4)     sensación de desapego o enajenación frente a los demás

     

    (5)     restricción de la vida afectiva (p. ej., incapacidad para tener sentimientos de amor)

     

    (6)     sensación de un futuro desolador (p. ej., no espera obtener un empleo, casarse, formar una familia o, en definitiva, llevar una vida normal)

     

     

     

    D. Síntomas persistentes de aumento de la activación (arousal) (ausente antes del trauma), tal y como indican dos (o más) de los siguientes síntomas:

     

     

    (1)     dificultades para conciliar o mantener el sueño

     

    (2)     irritabilidad o ataques de ira

     

    (3)     dificultades para concentrarse

     

    (4)     hipervigilancia

     

    (5)     respuestas exageradas de sobresalto

     

     

     

    E. Estas alteraciones (síntomas de los Criterios B, C y D) se prolongan más de 1 mes.

     

     

    F. Estas alteraciones provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

     

     

     

    ¿Cómo se trata el trauma psicológico y el TEPT?

     

     

    EMDR es un abordaje centrado en el paciente que permite que el terapeuta estimule los mecanismos de curación inherentes al propio sujeto. Pone en marcha un sistema de procesamiento de información del cerebro. El modelo EMDR toma en cuenta los componentes fisiológicos de las dificultades emocionales. El método de EMDR enfoca directamente estas sensaciones físicas además de las creencias negativas y estados emocionales de los síntomas que perturban al paciente. (Ver más sobre EMDR)

     

    Medicen
    Colón Ote. # 1039 Col. Centro
    Tel. (272) 724 01 61
    Orizaba, Ver.

    PREVIA CITA


    Psic. Orlando Martínez Malagón
     

    Psic. Orlando Martínez Malagón
    acceso
    © 2017 - Terapia Psicológica -